Nueva vida para los candeleros

¿Quién no ha tenido en casa de sus padres, unos candelabros dorados o plateados, que a fuerza de limpiarlos con mil productos iban perdiendo su color original?
Como todos mis amigos ya saben la costumbre que tengo de reciclar cosas, el otro día me dieron estos candelabros, o mejor dicho candeleros,  que vivieron días gloriosos pero que el tiempo les había  hecho perder esplendor.
Era obvio que ni el producto mas prometedor, les iba a devolver su brillo.
Los candeleros en cuestión, tenían una línea bastante bonita, no demasiada barroca, y enseguida les vi posibilidades de darles una nueva oportunidad.
Me apetecía tener algo así….

 

Algo que se alejara del típico candelabro de la abuela.
Una vez mas, recurrí a la selladora todo terreno de la casa Beissier, la cual me saca de mil apuros. Una capa fue suficiente para lograr una base uniforme sobre la cual pintar posteriormente.
Dudé un poco a la hora de elegir color, mi idea era dar un estilo un poco romántico , por lo cual me incliné por la gama de los pasteles.
Aqui están los candeleros con una mano de pintura al agua, de color “azul bavaria”, ahora hay que esperar a que se sequen para dar una segunda capa….
Una vez dada la segunda capa, pasamos a dar el aspecto envejecido, por un lado va a disimular defectos, y por otro lado, simplemente me gustan mas así. No es imprescindible, pero si conveniente, aplicar una capa de barniz transparente, actúa como protector y ayuda a extender mejor las pátinas posteriores.
Para dar el aspecto patinado utilizo una pátina blanca acrílica. También es posible usar una pintura normal, diluida en agua.
Aquí, se puede ver un candelabro con la pátina aplicada y otro sin ella.
¿y …que tal algún toquecito de dorado?…la pátina dorada aplicada con discreción da vidilla a cualquier cosa…
Y aqui está el resultado final, tras dar los toques de pátina dorada, colgué una cuerdecita con un par de adornos, para darles un poco de gracia.
Dudé un poco con el color de las velas, unas blancas me parecían demasiado clásicas , y cuando ví en la tienda éstas de color marrón y que olían a canela, me parecieron las más adecuadas sin ninguna duda.
Un lavado de cara sencillo, pero sin duda vistoso .
¡Mas ideas!
Candelabros de este estilo pueden quedar muy bonitos
decorados con trozos de tela de saco, o con flores secas.
Todo dependerá del estilo de nuestras casas
Si se quiere ser mas innovador, 
se puede recurrir a tonos mas fuertes,
incluso colores fosforitos, que pueden resultar de gran impacto al combinar, 
lo clásico de la forma con lo actual del color.
de los grandes atrevimientos surgen los grandes aciertos decorativos.
Fuentes: delikatissen y ruevintage74
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Me encanta el nuevo look que les habéis dado, un colorido precioso. Pero quiero hacer una aclaración, con vuestro permiso: un candelabro tiene varios brazos, para poner varias velas. Cuando es uno solo, se llama candelero (error muy extendido). Un beso.

    Me gusta

    1. tuerka dice:

      Anda!!! me dejas alucinada!!, no tenía ni idea, y mira que yo soy tiquis miquis con las palabras mal utilizadas, ¿eh?, pues lo tendré que corregir. Gracias por la información.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s