Yo quería un mueble chino

el

De sobra es sabida la tendencia de incorporar  muebles chinos de estilo antiguo en la decoración.

20140512182258_no.010Hacía años que este tipo de muebles me encantaban, pero nunca encontraba el momento económico idóneo para hacerme con uno de ellos.

Pero un buen día, mi amiga B, que se acababa de comprar una casa, me ofreció un mueble de entrada que habían dejado allá los anteriores dueños.

Y yo que no le hago ascos a casi nada, lo acepté…

1 mueble chino

Empecé a pensar en el posible “cambio de imagen”de la pieza en cuestión. Y aunque no tenía que ver nada (debido a sus formas tan curvas), con el  típico mueble chino, me decanté por decorarlo tratando de imitar a uno de ellos.

No lo lijé demasiado, porque tampoco quería imitar una laca, sino una madera envejecida, con sabor.

Escogí un tono rojo de pintura acrílica, y lo empecé a aplicar, sin preocuparme demasiado que no cubriera excesivamente.

P1080719

De vez en cuando, le mezclaba ligeras pinceladas de negro para matar un poco la viveza del rojo y lograr más aire añejo.

Mientras se secaba la pintura, empecé a buscar motivos chinos para poder dibujarlos en los dos laterales curvos, ya que era la zona de mayor superficie.

Encontré mariposas y flores mil, pero nada acababa de convencerme. Hasta que recordé unos cuadros que representaban un par de figuras orientales, y que los había fichado hacía años.

Tras ardua labor de búsqueda los encontré, y con su inspiración dibujé sobre papel las dos fuguras,  que luego traspasé a la superficie del  recibidor, utilizando un papel de calco amarillo.

P1080723   P1080725

Mas o menos el proceso de pintura fue éste, no quería pintarlo al detalle sino dar unos trazos informales, ya que luego lo quería desgastar un poco con lija.

P1080743

 

Como el blanco era demasiado blanco, empecé a aplicar aguadas de pintura marrón para apagar un poco el efecto. Por algunas zonas lo lijé con una lija suave…. y también apliqué pintura dorada disuelta en agua… Lo tuve varios días en el medio del salón, y a cada cierto tiempo le daba un toquecillo, ya que no acababa de satisfacerme.

Cuando encontré el color adecuado. Empecé a pensar que  poner en la balda central que me parecía que dejaba un espacio demasiado grande libre.

P1160111 P1160113

recuperé un mueblecito de cajones, en madera natural, comprado en una tienda de bricolaje, y lo pinté en el mismo tono que el recibidor.

P1160114

y hasta aquí el cambio de imagen del recibidor abandonado.

No es exactamente un divino mueble chino, pero da un toque muy bonito a mi salón.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Ana dice:

    Pues a mi este mueble me parece totalmente venido del lejano oriente. Enhorabuena y esperemos que nos sigas ilustrando a dar una vuelta de tuerca en nuestras vidas decorativas 😉

    Me gusta

    1. tuerka dice:

      Ya sabes que os seguiré ilustrando, y aconsejando a pesar de la distancia. Y para primavera, me queda pendiente el desplazamiento a tu city…

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s