beneficios colaterales

Seguro que os suena raro este título…¿no?…. es mucho mas normal oír hablar de “daños colaterales” que no de “beneficios colaterales”… pero estaréis de acuerdo conmigo que en el mundo de las manualidades, a veces surgen cosas consecuencia de algún trabajo, que no teníamos especial intención en que surgieran…. pero de repente nos sorprendemos.

Me explico, que como siempre una imagen vale mas que mil palabras.

Resulta que un día estando en la casa en la que he estado haciendo trabajos varios el pasado mes, la dueña me aparece con un par de sillas viejas que tenía en el trastero. Y me dice…. “si te sobra un poco de pintura,  hazles algo a estas sillas, que las veo horribles tan oscuras…”

P1200532

No me dió ni tiempo para sacar la foto del “antes”, ya que les dí pronto el primer brochazo.

Como las sillas eran solo para usar en caso de urgencia, y su lugar de almacenamiento iba a ser el trastero….la verdad, es que no me esmere mucho…. y según me iba sobrando pintura después de retocar algún trabajo, en vez de limpiar el pincel…. empecé a arrastrarlo por la madera de las sillas, sin demasiada delicadeza….

P1200571

Arrastré pintura blanca, principalmente… y algo de pintura azul que había empleado en detalles del resto de los trabajos.

P1200602 - copia (2)

Y sin quererlo y sin poner demasiado empeño, fue surgiendo ante mí, un bonito conjunto… y las fuí mirando con mejores ojos.

Con el pincel de estarcido fui dando mas arrastres con pintura azul, y como el amado gold finger estaba cerca, no me privé de dar luminosidad con el dorado.

Y después de eso… estaban quedando tan graciosas que me entraron ganas de hacer algún motivo estarcido.

Y recordé una silla que pinté a la misma persona, veinte años atrás , en la cual estarcí el año de adquisición de la casa. Muchas veces ella me ha confesado, que cuando no recordaba cuanto tiempo llevaba viviendo en la casa, miraba la fecha pintada en la silla.

O sea que decidí llevar el mismo procedimiento. Y estarcir el año actual, y como en el respaldo había dos tiras, en la otra puse unas inciales y número relacionados con la dirección de la casa.

P1200602

Y bueno, aquí está el resultado. Inesperado, imprevisible, rápido y poco costoso….el problema ahora es que su dueña las quiere colocar dentro de casa, ¡y no hay sitio!…pero que pena devolverlas al oscuro trastero…¿no?

P1200601 (3)

 

Con este post visito a los amigos de los finde frugales de Marcela Cavaglieri.

Todas las fotos de nuestro blog son de nuestra propiedad,  y si no es así, lo hacemos saber. Esperamos que si utilizas alguna de estas fotos, también especifiques su origen. 

Si alguien desea contactar, lo puede hacer por correo electrónico:

otravueltadetuercablog@gmail.com

 

 

 

Anuncios

12 Comentarios Agrega el tuyo

  1. CRIS dice:

    Está claro que no pueden volver al trastero: son unas Sillas-Cenicienta y tú el Hada Madrina!
    Con tus ideas vas a conseguir que no tire NA-DA, los objetos tienen vidas ocultas que me estás descubriendo; además, haces que parezca fácil. GRACIAS

    Me gusta

    1. tuerka dice:

      SIllas Cenicienta, o sillas patito feo…ja ja ja….no se a que cuento pertenecían. Gracias Cris, por considerarme un hada madrina.
      Y no se te ocurra tirar nada, consúltalo antes conmigo…por faaaaaaaaaaa

      Me gusta

  2. Te han quedado preciosas. Menos mal que las sacastes del trastero. Me encanta los detalles de las letras.

    Me gusta

    1. tuerka dice:

      Gracias por tu comentario Maite, ya ves, por obra y gracia de un poco de pintura arrastrada, parece que las sillas por ahora no vuelven al trastero….y como las vea su anterior dueño , se tira de los pelos.

      Me gusta

  3. Yo también creo que el trastero no va a ser su destino final…seguro que se instalan en el salón de casa de tu clienta. Me ha encantado la idea de estarcirle el año de la llegada a este hogar.
    Besos

    Me gusta

    1. tuerka dice:

      Por ahora están en el cuarto de los chicos… a la espera de otra ubicación.
      Lo del año de estreno del piso, te aseguro que es una idea buenísima.
      Gracias por tus comentarios, Isabel.

      Me gusta

  4. Una pena no ponerlas bien a la vista!!!!

    Me gusta

    1. tuerka dice:

      Se intentará, Marcela, se intentará…

      Me gusta

    1. tuerka dice:

      Gracias Maria. Un honor tus comentarios.

      Me gusta

  5. Que bonitas sillas! a veces improvisando salen cosas preciosas como estas y ahí está la magia de las manualidades, una pena que deban volver al trastero porque lucen demasiado bonitas para estar escondidas a los ojos del mundo 😉

    besos,

    Me gusta

    1. tuerka dice:

      No se si volverán al trastero, pero aunque lo hagan, se que saldrán de vez en cuando a la superficie…. por lo menos cada vez que haya invitados.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s